La verdad es que ha sido todo un descubrimiento. Seguro que muchos de vosotros también pensáis que la factoría Disney las más de las veces resulta empachosa y con dudosos valores subyacentes. Yo le tengo especial manía a las películas de princesas, primero por la importancia que le otorgan al amor romántico y segundo por el papel que, salvo excepciones, representa la mujer.

Sin embargo, este tipo de películas de animación japonesa resalta valores como la amistad, el respeto por la naturaleza o la mirada a la infancia, todo ello envuelto en una atmósfera de imaginación desbordante que, incluso los personajes adultos, asumen con normalidad. Me chifla.

Además, aprendemos detalles cotidianos de una cultura diferente como descalzarse antes de entrar en casa, dormir en el suelo o el contraste con el mobiliario característico japonés. También me gusta porque los perfiles de los personajes no están tan radicalizados como en el resto de filmes. No hay malos malísimos.

Por ahora solo hemos visto tres (dos de ellas recomendadas y la tercera por casualidad) pero tengo por ahí alguna más apuntada. Ya os contaré si las vemos.

Mi vecino Totoro (Hayao Miyazaki, 1988)

Mi vecino Totoro
Mi vecino Totoro

Un clásico a la altura de «El viaje de Chihiro», «El castillo ambulante» o «La princesa Mononoke». Es curioso, pero todas la mamás que han visto «Mi vecino Totoro» (que nos recomendó Bei, de Tigriteando) coinciden en que a sus hijos les ha encantado.

No es una película demasiado larga y trata sobre la mudanza de un padre y sus dos hijas (Mei y Satsuki) a una casa rural a las afueras de japón. La hija pequeña, Mei, descubre al rey del bosque, Totoro, y a partir de ahí surge todo un mundo de fantasía paralelo a una realidad a veces difícil de asumir.

Ponyo y el secreto de la Sirenita (Hayao Miyazaki, 2008)

Ponyo y el secreto de la Sirenita
Ponyo y el secreto de la Sirenita
Ponyo y el secreto de la Sirenita
Ponyo y el secreto de la Sirenita

Fue la primera que vimos y la encontramos por casualidad, buscando «Mi vecino Totoro». Nos sorprendió porque no tenía nada que ver con lo que habíamos visto hasta entonces.

Sousuke vive junto a la playa y un día se encuentra con una niña pez a la que le pone el nombre de Ponyo. Se hacen muy amigos y desde entonces el deseo de Ponyo será convertirse en humana.

Una oda a la madre naturaleza (concretamente al mar que, según explica el propio Miyazaki, representa la figura materna y el origen de la vida), a la amistad y al amor.

Los niños lobo (Mamoru Hosoda, 2012)

Los niños lobo
Los niños lobo
Los niños lobo
Los niños lobo

Sin duda, mi preferida de las tres (recomendada por Ruth, de Otanana). Seguramente porque la historia habla de una madre y sus dos hijos, con pequeños guiños a la crianza con apego como el amantamiento, el porteo e incluso los nacimientos en casa.

Yuki y Ame son hijos de un hombre lobo y Hana, su madre, tendrá que arreglárselas para sacar adelante a sus pequeños, quienes deberán escoger qué camino seguir en la vida. Una historia conmovedora y apasionante que consigue atrapar al espectador dada su paradójica credibilidad y su poética narrativa. A pesar de tener planos y escenas muy lentos, en los que únicamente se escuchan unas gotas de lluvia, nuestra hija se mantuvo atenta todo el tiempo. No por ser una película para niños han de estar ocurriendo cosas constantemente, también hay momentos para la pausa y la reflexión.

Si no las habéis visto, espero que os animéis con alguna y ya me contaréis qué os han parecido.

¡Feliz martes!

15 Comentarios

  1. Saioa no suele ver pelis, no se centra, pero es cierto que las japonesas le llaman más la atención, Ponyo es de sus favoritas.
    Te recimiendo Arrietty y el mundo de los diminutos, y ya te diré que tenemos más, pero no recuerdo.
    Besazos

  2. Jo, pues Elena es que se hipnotiza (y eso no mola mucho)… Me la apunto que seguro que la vemos, gracias mil Almudena, besotes!!

  3. Mi favorita también es la de “Los niños lobo”. Creo que no conozco otra peli que transmita estos valores de amor a la naturaleza y a lxs hijxs… de esa manera. Me encanta esa lentitud en las escenas. Las imágenes eternas y la tranquilidad que comentas hacen que lxs peques no estén luego sobreexcitadxs después de verla. En otras donde vemos demasiada acción… al terminar necesitamos salir de casa para sacar toda esa adrenalina acumulada. Si no lo hacemos la tarde puede acabar en frustración y enfado después de verla. Con este tipo de pelis no pasa.
    La de “Arriety y el mundo de los diminutos” la recomiendo también ♡
    Es un placer poder contar con películas así.

  4. Gracias por la propuesta. Tienen una pinta estupenda, aunque esperaremos un poco para introducir pelis.
    ¿Cuándo habéis empezado vosotros? ¿Qué edad más o menos tenía Elena?
    Ahora mismo le mando el enlace a una de mis amigas fan incondicional de Miyazaki.

  5. Sylvie

    Hola Celia, nosotros ya vimos Mi vecino Totoro y Ponyo, elegimos estas para empezar (Teo sólo tiene dos años y tres meses) por que tienen poca conversación y son muy gesticulares. A él, le encantan, habla de ellas y a veces sin venir a cuento, nos explica en su lenguaje alguna parte de la película. Nos encanta Miyazaki, y todas sus peliculas de animación, son maravillosas. En Pixar, antes de ser comprada por Disney, Miyazaki era un icono, de hecho en Toy Story, hay un dibujo de Totoro escondido en la habitación…gracias por la otra recomendación, no la conocíamos.

  6. Muchísimas gracias por las recomendaciones.
    Nosotros aún no habíamos visto ninguna película con Emma (porque es muy pequeña) y no solemos usar la televisión, pero la de “Los niños Lobos” me ha encantado … así que este fin de semana la alquilaremos para ver nuestra primera película en familia.
    Por cierto, me encanta tu blog, las recomendaciones y las ideas geniales que nos das.
    Un abrazo
    Noelia

  7. Es verdad Ruth, es que después de verla te quedas relajado, no como otras más movidas. La de Arriety ya la hemos visto y me ha tocado más de una vez hacer de la madre encerrada en el tarro para que Elena viniera a salvarme, jaja…

  8. Pues cuando era más pequeña hubo una época en la que veía dibujos pero después decidimos quitar la tele de casa. Y en cuanto a películas yo creo que empezamos con dos años y medio más o menos y las aguanta bastante bien!

  9. No lo sabía Sylvie, buscaré a Totoro la próxima vez que veamos Toy Story, jeje… Es verdad que son muy gesticulares y, como dice Ruth, por eso no sobreestimulan como otras. Ya me dirás si os gusta la de los niños lobo, si la veis. Un beso!

  10. Nosotros tampoco vemos la tele, pero llevamos una época en que sí hemos empezado a ver películas. Es verdad que las vemos en familia y es como una especie de “actividad juntos”, pero también es cierto que alguna vez, con el bebé, nos permite descansar un rato… Me alegro de que te guste el blog, muchas gracias!! Un beso y nos vemos por IG.

  11. Sylvie

    Hola Celia, por fín pudimos ver Los niños Lobo, y a nosotros padres, nos gustó mucho, pero a Teo no mucho… nos esperaremos a ponérsela otra vez cuando sea más mayor… nos sigue pidiendo Ponyo, Totoro y Nicky la aprendiz de bruja también de Miyazaki. Y una película que me sorprendió que le gustara fue Stuart little, un ratón en la familia… nos la cuenta con todo tipo de detalles. Hemos puesto la norma de ver sólo la tele los días especiales, sábado y domingo… le gustan las películas y se queda hechizado… tomamos esa decisión hace unos meses por que quería ver Totoro todos los días..nosotros no vemos la televisión, pero la utilizamos para ver películas como vosotros, en plan momento familiar. Y bueno, por ahora lo ha entendido. Nos sirve de excusa también, para ir al calendario, ver los días de la semana y explicarle que aún faltan días para llegar al sábado… etc. Un abrazo, Sylvie.

  12. Jajaja, a Elena le gustan mucho los sábados porque es el día que vemos película (y ahora que está Guille alguno más…). La verdad es que la de Los niños lobo quizás no sea tan infantil como Totoro. Yo no sé por qué pero ella se engancha menos a las películas que cuando veía dibujos en la tele, quizás porque está más claro el final… Además algunas ya nos las sabemos de memoria y jugamos a interpretar los personajes 🙂 Es casi una actividad en familia, jijiji…
    ¡Gracias Sylvie, besos!

  13. Un selección excelente la hemos visto casi todas, nos falta última.. Ponyo y el secreto de la sirenita nos encanto, mi marido y yo la disfrutamos tanto como la peque.

  14. Adela

    Hola! Mi nene tiene nueve años y medio y le ha encantado “El viaje de Chihiro” de Miyazaki, una verdadera joya de animación. Dibujos e historia absolutamente maravillosos. Quería consultarte si considerás que alguna de estas tres pelis que mencionas son indicadas para niños de siete años, ya que quisiera regalarle alguna a mi sobrinito en este próximo Día del Niño. Un gran saludo desde Argentina…

  15. Luz

    hola! Coincido totalmente. La mayoría de las películas y series para niños tienen valores dudosos, son estridentes y con personajes que asustan a mi Isidora, de 2 años. Mi vecino Totoro es su favorita hoy y para mí es una tranquilidad que esté viendo eso, por los paisajes, las niñas que juegan alegremente, un padre cariñoso, la fantasía cotidiana… Gracias a este post bajaré Los niños lobo, la descripción me pareció muy bonita!

Responder a Almudena Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *