El sueño siempre había sido nuestra asignatura pendiente.

Desde el principio, nuestra pequeña sólo se dormía al pecho o si la porteábamos. Seguro que a más de uno os sonará eso de practicar el contorsionismo para no emitir ni un ruido y, sin embargo, con poco éxito. Yo ya podía hacer virguerías que, aunque estuviese profundamente dormida, ella sabía si me levantaba o no.

Desde que cumplió un año hasta los dos, aproximadamente, se despertaba tropecientas mil veces por la noche. No sé cuántas tomas hacíamos. La verdad es que no llegaba a despertarse del todo, pero aún así me resultaba agotador.

En aquel momento, el día de hoy me parecía un sueño, casi imposible. Pero todo llega.

Yo pensaba que no, que este día no llegaría, que nosotros seguiríamos con nuestras millones de tomas nocturnas y nuestro porteo eterno hasta el fin de los días. Los demás quizás sí lo conseguirían, pero nosotros no, nuestro caso era más exagerado (como creemos muchos ¿verdad?). Y, sin embargo, cuando nuestra hija cumplió dos años, de repente empezó a dormir del tirón. Casi de un día para otro. Yo no podía creérmelo.

Después de dejar el pecho del todo (por lo mal que lo pasé con la agitación durante el embarazo), sólo se dormía si la paseábamos en el carrito, así que de nuevo el día de hoy volvió a perderse en la lejanía. A veces me sentía absurda paseando el carro arriba y abajo y pensando en esos bebés que se duermen tan fácilmente, pero para nosotros era impensable meterla en la cuna o ponerle un chupete y que se durmiera. No había forma.

Entonces, llegó el día en que se quedó dormida mientras le leía un cuento y empezamos a tomarlo como algo habitual porque funcionaba. A partir de entonces, la hora del cuento se convirtió en un momento mágico y, poco a poco, ha llegado el día en que ella sabe cuándo tiene sueño y se acuesta en la cama y se duerme sola (no todos los días, pero sí algunos). Hemos tardado tres años pero… ¡lo hemos conseguido!

Sé que para algunos esto no tiene más misterio, pero para otros puede parecer incluso un espejismo. Está claro que cada niño es un mundo, y lo que funciona con unos no vale para otros, pero todo llega. Os envío desde aquí mucho ánimo y, al menos en nuestro caso, os puedo asegurar que respetando el ritmo del niño también llegan a dormirse solos.

¡Feliz viernes!

12 Comentarios

  1. Maria

    No sabes lo feliz que me acabas de hacer… Nuestro bebé tiene un añito…y el sueño…bueno! Llevamos tooodo ese tiempo sin poder dormir una noche del tirón y temiendo la hora de ponerla a dormir! Saber que habrá un dia que será diferente alivia un montón! Un besooo

  2. Nosotros estamos en esa fase en la que parece que ese día no llegara nunca, aunque la mía solo tiene 9 meses. Así que tendremos que tener paciencia pues, por lo que cuentas, hay luz al final del túnel… 🙂

  3. Se hace duro, pero es temporal. Lo hemos vivido y sé que se hace muy cuesta arriba, pero sucede de forma habitual, especialmente en bebés que toman el pecho. ¡Mucho ánimo!

  4. Yo recuerdo una temporada bastante durilla, pero de verdad que pasa, va por temporadas. ¡Mucho ánimo también!

  5. No hay día en que no me repita esto. El mío tiene año y medio y veo muy lejano el día en que se duerma solo, no ya por la noche sino una simple siesta. Sé que llegará pero mientras tanto…

  6. Te entiendo no sabes cuánto Patricia. Es muy sacrificado, pero de verdad que pasa. A mí también me funcionan a veces los ruidos blancos, ¿has probado?

  7. Verónica

    Enhorabuena.
    Al final es cuestión de respetar el ritmo del niño y de la propia naturaleza. La nuestra hace 1 mes (tiene casi 3 años) en lugar de ir a nuestra cama se fue a su habitacíón y se metió en la suya y ahí está…sin llantos. Necesita 5 minutos de caricias para dormirse… todavía se despierta 2 veces todas las noches.

  8. Hola!! Decirte que he hablado de esta entrada en el repaso de blogs de Bebés y más.
    http://www.bebesymas.com/bebes-y-mas/blogs-de-papas-y-mamas-ccxli
    Un abrazo!

  9. […] esta madre nos habla de cuando los niños empiezan a dormir solos, o mejor dicho de cuándo empezó su niña a dormirse sola cuando ella creía que eso no […]

  10. Ay, qué momento tan bonito el del cuento. Debe ser increíble la situación
    Ay las dormidas… ¿Cómo las hará mi pequeño? Cruzo los dedos…

  11. Silvia

    HOla!
    Nuestra pequeña tiene 17 meses y nunca se ha despertado menos de tres veces en una noche, las hay peores y mejores pero últimamente son terribles porque cuando se despierta tarda más de dos horas en volverse a dormir… la tenemos en brazos y cuando parece dormida empieza a removerse y se despierta… es horrible… estamos agotados física y anímicamente.
    Me alegra saber que un día todo pasa, que sin hacer nada especial, un bebé puede dejar de despertarse y duerme tranquilo por fin…
    A nosotros todos los truquis nos fallan… ni colecho, ni que la atienda papá, ni acostarla y acompañarla hasta que se duerma… nada, solo brazos, teta y entre 30-90 min para que se duerma.
    Cuando empezaste con lo de los cuentos?? cómo lo hacías??? yo la veo aún pequeña para que me preste atención mientras le leo… creo que se pondría en pie o querría coger el cuento y jugar con él… A ver si tu experiencia me sirve.
    Besitos

  12. Mey

    Mi nene tiene 10 meses y duerme toda la noche de un tirón. Se acuesta a las 8 y despierta 6am. Comenzó al 4to mes, donde despertaba a mitad de la noche por leche y continuaba. Todos los bebés son distintos. Ánimo!

Responder a Escuela Infantil GRANVIA Vistahermosa » Archivo del weblog » Blogs de papás y mamás (CCXLI) Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *