Yo no sabía lo que era una «doula» hasta que leí el libro de Laura Gutman «La Maternidad y el encuentro con la propia sombra». Al final, tuve el placer de poder contar con una que me acompañó antes y después del parto.

Las doulas son mujeres, generalmente madres, que acompañan a las embarazadas y puerpéreas para guiarlas, ayudarlas y apoyarlas afectivamente desde el final del embarazo hasta unos días después del parto.

Sus conocimientos abarcan desde la fisiología del embarazo, el parto y el puerperio hasta puericultura, lactancia o educación prenatal y, muy especialmente, sobre el estado emocional y los aspectos menos tangibles como los miedos, las relaciones con el entorno o los estados de ánimo de la futura mamá.

Tradicionalmente, todos estos conocimientos pasaban de madres a hijas o entre mujeres del entorno cercano, pero estas redes de apoyo distan mucho de la dinámica actual donde las mujeres se enfrentan solas a la maternidad. Las doulas surgen para retomar este apoyo y respaldar a las mamás en sus crisis y frustraciones, y recuperar el espacio y la posición que les corresponde.

Poder contar con una doula ha sido una experiencia maravillosa, me ha enseñado a escuchar mucho más a mi instinto, a ser más tolerante con mis emociones y, sobre todo, a confiar un poco más en la sabiduría del cuerpo y de la naturaleza. En mi opinión, un regalo para futuras mamás. Gracias, Silvia.

**El vídeo ha sido borrado de Vimeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.