No sé si habéis visto ya estos vídeos que circulan últimamente por las redes sociales. Me parecen preciosos.

Se trata una nueva forma de bañar a los bebés recién nacidos que pretende reproducir la sensación de seguir dentro del útero materno, una práctica desarrollada por la enfermera francesa Sonia Rochel desde 1995 en la la Clínica de la Muette de París.

Son baños relajantes de unos diez minutos de duración en los que se mece suavemente al bebé sumergido en el agua. No se emplean esponjas ni jabones, sino simplemente el chorro templado del grifo, y además se acompaña con música relajante de fondo.

La técnica se llama «Thalasso Bain Bébé» o «Baby Bath Spa» y es una auténtica gozada ver cómo los bebés disfrutan del baño y lo relajados que se quedan.

Nuestra «versión casera» consiste en bañarnos con el bebé (con lo que ha llovido este año parece que da menos apuro gastar agua ¿no?). Le recostamos sobre una de esas hamacas de baño para recién nacidos, o encima nuestro, y nos metemos con él en la bañera. En lugar del grifo, empleamos una jarra para echarle agua por encima y también ponemos música suave de fondo (en Youtube hay un montón de música relajante para bebés). La verdad es que se disfruta muchísimo. Él y nosotros. Suele ser un momento muy relajante y tierno (hasta que se apunta la mayor y empieza la juerga, jajaja).

En el primer vídeo, veréis cómo la propia Sonia Rochel le da uno de estos maravillosos baños a un recién nacido. Yo me quedo hipnotizada mirando al bebé. Me transmite una sensación de paz enorme.

El segundo vídeo es de unos gemelos que, además, permanecen abrazados todo el tiempo. Enternecedor.

Y vosotros, ¿os apuntáis al baño spa para bebés? ¡Feliz lunes!

5 Comentarios

  1. Que videos tan bonitos!
    Bichita nació en Francia y en nuestro hospital tenían un método similar para bañarlos.
    Ahora en casa lo intentamos hacer parecido y también tenemos una hamaca de baño que quiere usar desde el primer día … ahora con casi siete meses no se quiere separar de ella, jejje
    Un abrazo,
    Noe

  2. Que gustazo!! Si tengo otro bebé tengo que probarlo…
    Que tranquilidad dan los recién nacidos, casi se me despierta el gusanillo para tener otro (he dicho casi…)
    Preciosos los videos!!
    Saludos!

  3. ¡Oh, qué gustazo! Nosotros a partir de los tres meses o así empezamos a usar con Elena la bañera anticólicos, ¿las conoces? En realidad es como un barreño en forma de maceta pero le encantaba porque se tenía ella sola sentada.

  4. Jaja, casi… Son preciosos, sí, es un gustazo verlos.

  5. MIGUEL

    ¿A los niños se les puede mojar los oídos? Gracias, saludos Miguel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *