Hace ya casi un año, empezamos a construirle a nuestra hija una cocinita de juguete para su segundo cumpleaños (bueno, en realidad yo la diseñé y mi padre la construyó, así que todo el mérito es de él) y desde hace meses quería enseñaros cómo quedó.

Empezamos definiendo la estructura base y, poco a poco, le fuimos añadiendo detalles hasta obtener el resultado final. Sencilla, práctica y con un aire algo rústico, ¡la cocinita perfecta!

Lo cierto es que soy una apasionada de las cocinitas de juguete. No sé qué tienen, pero me chiflan. Tenía la idea en la cabeza desde que escribí el post Cómo hacer una cocinita de juguete, ¿os acordáis? Encontré verdaderas maravillas e, incluso, me hice un tablero en Pinterest para recopilar ideas. Las que más me gustaban eran las cocinitas montadas a partir de muebles reciclados, pero finalmente terminamos haciendo la nuestra a medida, ¿queréis verla?

La cocinita

Lo primero que hicimos fue dividir el espacio inferior en dos partes. En un lado, la despensa y, en el otro, un horno y un cajón. En los laterales, pusimos unas perchas para dejar los trapos y colgar la cesta de la compra.

Los fogones de la encimera los pintamos con un compás y un rotulador permamente de color blanco y, para los mandos, utilizamos tiradores con un poco de fieltro para que pudieran girarse sin estropear la madera.

En la parte de arriba, colocamos una pequeña balda con ganchos para colgar los utensilios de cocina y, en cuanto al grifo, terminé comprando uno de verdad (el más pequeño y el más barato que encontré).

Para terminar, mi padre decidió rematar todo el borde con unos listones y conseguir un acabado mucho más fino. ¡Quedó genial!

Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano

Además de la estructura, y lo que realmente le da su encanto, son los pequeños detalles.

El juego de cacerolas de IKEA ya lo teníamos de antes, pero después le fui añadiendo otros «cacharros» como una cafetera de verdad (la más pequeña que existe, la de una taza de café), un precioso juego de té de Legler, un mortero, unas cucharas de madera y una pequeña bandeja, entre otros.

Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano
Jugando a las cocinitas


Incluso la rejilla del horno está hecha a medida, con varillas de madera (sí, sí, increíble, mi padre es un auténtico artista).

Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas

Además, y para aprovechar hasta el último recoveco, decidimos pintar la parte de atrás con pintura de pizarra y utilizar también ese espacio (quizás si lo hubiese pensado en su momento, le hubiera añadido también una capa de pintura de imán, para tener ambas utilidades y hacerlo todavía más divertido).

El mercado

¿Y qué sería de una cocinita sin su mercado? El nuestro también es de Legler (por cierto, el mismo que le trajo Papá Noël a Bea, de Madrid, Martina & Myself). He buscado en su tienda online (que, dicho sea de paso, tiene un montón de juguetes molones, por si os apetece echarle un vistazo alguna vez) para poneros el enlace, pero parece que ahora no lo venden aunque, sinceramente, si hubiera tenido hueco, la niña que habita en mí hubiese comprado éste otro.

Cocinita de juguete hecha a mano


El mercado viene con las doce cajas de madera pero sin comida. La fruta y la verdura, la compré aparte. Huevos, manzanas, pimientos… ¡Tenemos incluso chocolate de dos sabores!

Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano
Cocinita de juguete hecha a mano


Y hasta aquí la primera entrega de «nuestra cocinita de juguete». Le agradezco especialmente el esfuerzo a mi padre, por su laborioso y magnífico trabajo, y a mi hermana y mi chico por su paciencia con las sesiones de fotos (teníais que haberme visto estos días, con el bebé en el fular y yo montando el tinglado, jajaja).

El próximo día os cuento el resto. ¡Feliz lunes y feliz semana!

18 Comentarios

  1. Es una pasada, pero pasada pasada, mi padre también hace muchas cositas, mira que no ocurrírseme pedirle una cocinita jeje, es preciosa, y bueno el mercado.. una pasada

  2. ¡¡Es una maravilla!!
    Preciosa y cuidada. Se nota el mimo con la que está diseñada y fabricada.
    Wooow, es que me he quedado sin palabras. Quiero unaaa!!! 😉

  3. Preciosa la cocina! me encantaron todos los detalles, la cafetera de verdad pero pequeña de una taza… Excelente trabajo el de tu papa! muy lindo el espacio incluido el mercado… seguro proporcionara horas y horas de diversión!

  4. ¡Qué pasada de cocinita! Ojalá volver a ser “mini” y tener una.
    Increíble cada detalle, es auténtica y el mercado… ¡me encanta!

  5. Me encanta, es una preciosidad! Me ha entrado el gusanillo de hacer una y todo, pero la verdad es que soy poco mañosa…
    Os ha quedado genial, seguro que no deja de jugar con ella!
    Besos!

  6. Bueno, aún estás a tiempo ¿no? Jeje…

  7. ¡Gracias Carlota! La verdad es que sí que la usamos bastante, a veces también para poner muñecos encima o esconder toda la comida por los cajones de casa, jajaja…

  8. Yo creo que me gustan tanto las cocinitas porque quiero poder ser pequeña otra vez para jugar, jiji…

  9. ¡Prueba a hacer una BuggyMama, es muy divertido! Si buscas un poco verás que hay ideas más sencillas (yo sin la ayuda de mi padre no hubiera hecho ésta, pero hay otras con las que quizás sí me hubiera atrevido). ¡Un beso!

  10. Pilar

    Hola Celia!
    Es preciosa, me encanta!! Qué detalles, qué bonita!! Tanto me ha gustado que he “liado” al manitas (y padre de la criatura y marido) para que nos haga una a Martín y a mí….porque si Martín no jugase (que creo que sí lo hará) a mí me encanta!!! Ya te contaré como nos queda (hoy hemos ido por las maderas, bisagras, tiradores….) Una pregunta, ¿Dónde compraste /que utilizaste como fregadera? He comprado una ensaladera inoxidable en ikea pero no tiene reborde y no se nos ocurre cómo montarla.
    Gracias por compartir!!
    Besos

  11. Qué bien Pilar. Yo igual, jaja, aunque Elena no jugase me gusta para mí 😛
    Pues el fregadero no me acuerdo dónde lo compré, yo creo que en unos chinos.
    Ah, y enséñanos la vuestra cuando la terminéis!!
    Besos

  12. Laura Ejdla

    Qué preciosidad!!! Esta es la cocina de mis sueños!!! Sí, sois unos artistas los dos. Enhorabuena!

  13. Amparo

    Ohhhhh!!! Me he enamorado!!! Estoy recogiendo ideas para hacerle una cocinita a mi pequeña y me quedo con la tuyaaaa!!!
    Cuanto mide la tuya de ancho mas o menos???

  14. Polilla

    Preciosa!!!, y donde compraste la fruta del mercado?, así suelta la venden?

  15. Fascinada me he quedado con la cocinita. Vaya cosa bonita. Voy a ir planteándome hacer una para mis niñas. En serio, enhorabuena por el resultado, seguro que está encantada con su cocinita. Un beso

  16. Mircala

    Preciosa la cocina y un excelente trabajo!
    Dónde conseguiste el grifo? No encuentro ninguno para la cocina que les estoy preparando a mis peques.
    Gracias!

  17. Pajarico Piticlí

    Qué maravilla!! Me podrías decir que medidas tienen las cajas del mercado? Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *