Lo confieso, últimamente ando enamorada del universo Maileg.

Desde que, hace unas semanas, estuviéramos en el aniversario de la tienda de juguetes Lobo Feliz de Madrid, estoy encaprichada con ellos.

Muñecas Maileg, los conejos de orejas caídas
Muñecas Maileg, los conejos de orejas caídas
Muñecas Maileg, los conejos de orejas caídas

Maileg es una firma danesa de muñecos de trapo con un extraordinario encanto. Los más conocidos son sus conejitos de orejas caídas, pero también hay ratones, zorros, duendes e incluso personajes de circo. Son de tamaños muy variados, desde muy pequeños hasta gigantes, y cuentan con una bonita colección de ropa y mobiliario. Se distinguen por la calidad de sus materiales y su exquisita selección de telas y estampados. De hecho, las telas me recuerdan un poco a las de las muñecas de Tilda, ¿verdad?

Confesaré que, en la carta a los Reyes Magos de este año, algún Maileg, y no precisamente para los niños… 😛

Maileg es ese tipo de juguetes que te hace soñar y te transporta a un delicioso mundo de cuento.

Todos los zorrosme encantan, no me digáis que no son súper molones.

Muñecas Maileg, los conejos de orejas caídas
In good company

Ratoncitos Maileg

Muñecas Maileg, los conejos de orejas caídas
Muñecas Maileg, los conejos de orejas caídas

Los ratones Maileg viven en unas preciosas cajitas de cerillas, aunque los hay que prefieren las colchas de patchwork.

Maileg Navidad

Muñecas Maileg, los conejos de orejas caídas
Muñecas Maileg, los conejos de orejas caídas
Muñecas Maileg, los conejos de orejas caídas

Las colecciones Maileg de Navidad también son una maravilla. Me gusta todo. Además, tienen ese toque nórdico que, los pongas donde los pongas, te iluminan cualquier rincón.

Si queréis ver más fotos, podéis echarle un ojo al álbum de su web o seguir su cuenta de Instagram.

Y hasta aquí el post de hoy. ¡Feliz martes!

One thought on “Maileg, los conejitos de orejas caídas

  1. Me gusta mucho la colección navideña y los zorros y mapaches son amor, los conejos me gustan, no dejan de atraerme, pero hay algo que no termina tampoco de convencerme, pero vamos que se aceptan regalos para la bebita jajaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.