Cuando me puse a fotografiar la cocinita y el mercado de juguete me lo pasé bomba. Es verdad que sufrí un poco porque estoy en ese punto en el que empiezo a aprender a hacer fotos pero todavía no controlo, y me cuesta.
Pero el caso es que, según iba fotografiando, se me fueron ocurriendo escenas reales para reproducir y hoy quería enseñaros algunas de esas situaciones cotidianas con las que tanto me divertí preparando. Si os apetece, probad un día a poneros detrás del objetivo y a simular situaciones reales con los juguetes, ¡es genial!

La hora del té

Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas

El juego de té no me puede gustar más y la verdad que lo pusiese donde lo pusiese, le daba color a la foto.

Garbanzos a remojo

Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas

Es divertido combinar los juguetes con algunos elementos reales como, en este caso, los garbanzos (que, dicho sea de paso, terminaron desperdigados por el suelo…).

Galletas caseras

Jugando a las cocinitas

No hay nada como preparar unas galletas caseras. Hacemos la masa, las metemos al horno y cuando están en su punto las sacamos y ¡listas para acompañar un rico café!

Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas

Huevos fritos

Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas

Mucho antes de que fabricásemos la cocina, hice algo de comida de fieltro. Unas zanahorias, un bollito de pan, empanadillas… ¡y un par de huevos fritos!

Tenemos invitados

Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas
Jugando a las cocinitas

Lola es una de las primeras muñecas que tuvimos en casa. La compramos en Dideco y siempre ha sido de sus preferidas. Por eso, no podía faltar. Ha sido nuestra invitada especial.

De postre… fresas con nata.

A recoger

Cocinita de juguete hecha a mano

La escoba y el recogedor nos los trajeron Los Reyes hace un par de navidades para nuestra casita de cartón. Ahora la usamos para dejar bien limpia nuestra cocina.

Y hasta aquí la segunda entrega de nuestra cocina de juguete. Espero que os haya gustado. ¡Feliz martes!

8 Comentarios

  1. ¡Pero qué bonito! ¡Me encanta!
    Un abrazo!

  2. Pilar

    Me ha encantado!!!
    Yo quiero tercera parte!!!
    Genial!! las fotos, la cocinita, tu hija, el ambiente que se respira. …..

  3. Como diga por aquí que tengo que hacer más fotos de la cocinita… me echan de casa, jajaja.
    ¡Muchas gracias Pilar!

  4. Con una cocina así ¡hasta yo me animaría a meterme en los fogones!

  5. Laura Ejdla

    Me encanta todo, qué preciosidad… ¿Serías tan amable de decirme dónde has comprado la comidita? Esos huevos son divinos… Bueno, los de fieltro alucinantes, esos me pongo estas vacaciones 🙂
    Muchísimas gracias por tu generosidad!

  6. Jajaja, gracias Lucía 🙂

  7. Clarlo, lo compramos todo en Legler, pero hace falta que seas empresa o te lo compre alguien que tenga NIF. La verdad es que son monísimos. Son muy pequeños pero al final a los niños les gustan así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *