¿Creéis que la forma de nacer puede influir en nuestra vida? ¿Es uno de los aspectos que afectan a nuestra personalidad? Si un feto en el vientre materno es capaz de registrar recuerdos en el subconsciente ¿repercute también la forma en la que venimos a este mundo?

Cuando empecé a leer «La vida secreta del niño antes de nacer» me fui adentrando en un mundo apasionante. Antes de estar embarazada no me había planteado nunca qué puede sentir un bebé cuando está en el vientre materno, y descubrí historias sorprendentes de cómo experiencias anteriores al nacimiento podían influir en la vida.

En el vídeo siguiente, María Luisa Becerra nos habla de algunas consecuencias producidas por complicaciones en los partos. Según ella, las personas nacidas con fórceps pueden tener dificultad para recibir ayudas en su vida, pues asocian desde su primera experiencia que las ayudas les hacen daño. Igualmente los nacidos por cesárea, privados de la experiencia de atravesar el canal de parto, podrían tener un sentimiento de culpabilidad al asociar que su vida daña al ser que aman y, además, problemas de vinculación al no haber estado en contacto directo con su mamá justo después de nacer.

María Luisa nos cuenta también que, a través del renacimiento, pueden entenderse y solventarse algunos de estos problemas.

**El vídeo ha sido borrado de Vimeo

Hasta el momento, no hay estudios que prueben la veracidad de estas afirmaciones pero es, cuanto menos, curioso de plantearse.

2 Comentarios

  1. Carlos

    Muy interesante el artículo, como todos los demás del blog, gracias por la información.

  2. ¡Gracias Carlos! Esperamos verte por aquí a menudo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *